Evitar filtrar y ordenar

Filtrar cuanto menos mejor

Es evidente que filtrar es una de las peores formas que tenemos de gestionar las información de la base de datos. Aún así pueden darse algunas excepciones en las que tiene sentido usar filtrado.

Hay que tener en cuenta que filtrar supone leer todos los registros de la lista de forma secuencial verificando si cumple las condiciones.

Como excepción podemos indicar que en el caso de que filtremos muy pocos registros y lo hacemos en el servidor o haciéndolo en el cliente son registros que sabemos estarán en la caché, podemos filtrar ya que la penalización no será apreciable.

Las mejores alternativas al filtrado son los índices condicionados, también las búsquedas con múltiples componentes combinados o la combinación de listas de registros con cestas.

Ordenar lo menos posible

Ordenar es otra operación que debemos evitar siempre que sea posible.

Hay que tener en cuenta que ordenar supone leer todos los registros de forma sencuencial para establecer el orden.

Si tenemos que hacerlo siempre debemos intentar que sea o bien en el servidor o con registros que ya tengamos cargados en la caché del cliente.

La mejor alternativa a la ordenación es la creación de índices en la tabla. También se pueden minimizar los efectos ordenando grupos pequeños de registros en el servidor o si son muy pocos (100 o menos y están en caché) hacerlo en el cliente.

results matching ""

    No results matching ""